domingo, 28 de noviembre de 2010

Lo mejor que le puede pasar a un cruasán (entretiene y al final la caga)

Sinopsis: Pablo Miralles vive tranquilamente dedicado a los paraísos artificiales, las putas y la filosofía, no necesariamente en este orden, hasta que su hermano Sebastián desaparece en circunstancias más que misteriosas, y su odiosa y odiada cuñada Gloria le insta a buscarlo. En primera instancia parece que se trata simplemente del típico lío de faldas entre jefe y secretaria. En segunda instancia, teniendo en cuenta la fortuna familiar de los Miralles, se baraja la posibilidad de que haya sido secuestrado por alguien que se obstina en no pedir rescate. Una tercera posibilidad, la abducción extraterrestre, se descarta por unanimidad. Pablo, a pesar de las circunstancias, seguiría viviendo tranquilamente su vida cotidiana, si no fuese porque a su ex-novia Fina, se le ha metido entre teta y teta ayudarle a encontrar a su hermano; y es que hay gente que se aburre mucho.

Una trama de misterio y una personaje muy gañán que hace reír, ese sería el resumen y la actuación de Pablo Carbonell es tan buena que con su caradura y groserías que harían de esta película una buena comedia si no tuviese un final tan repentino y decepcionante.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada