domingo, 4 de enero de 2015

Sin motivo aparente (sin chispa)

Sinopsis: El policía Jack Friar se encuentra muy abatido y necesita tomarse unas vacaciones fuera de la ciudad para dedicarse a su verdadera pasión: el violonchelo. Cuando está a punto de salir de viaje, una vecina le pide ayuda para encontrar a su hija que se ha fugado con su novio. Jack acepta, aunque a regañadientes. Sólo tiene dos pistas: una foto de la pareja y el nombre de la calle, donde supuestamente vive el novio de la chica.

La supuesta baza de este thriller es la situación en la que se ve envuelto el policía sin quererlo ni beberlo, el cómo a cada cual más variopinto integrante de la banda reacciona ante la aparición del policía y por último el final que propicia el policía. El resultado ha sido un film que entretiene pero que no consigue entusiasmar. Es cierto que la trama es buena, y que cuenta con momentos muy interesantes que hacen que la película no aburra. Pero también es cierto que la película no consigue despegar, haciendo que uno tenga esa sensación de querer dar un empujón a la historia para que se eleve ese punto justo que le falta.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada