sábado, 23 de mayo de 2015

Los crímenes de Oxford (penosa)

Sinopsis: Un joven americano que estudia en Oxford descubre el cuerpo sin vida de su casera, una mujer que en su juventud había formado parte del equipo que descifró el Código Enigma de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Poco después, un profesor de lógica de la universidad recibe una nota en la que se advierte que ése es el primero de una serie de asesinatos. El estudiante y el profesor deciden investigar el caso, utilizando códigos matemáticos, para encontrar el patrón que sigue este asesino en serie.

Una serie de asesinatos, un enigma y dos personas ajenas a la policía que quieren resolverlo. No, no han inventado la rueda, películas sobre asesinos en serie hay miles y mucho mejores que ésta. El protagonista es un sosainas que va bien para hacer de adolescente con problemas pero no me lo creo de joven follador. Esa falta de verdad no es sólo culpa suya: en el guión hacen que dos mujeres se enamoren de él con tal solo cruzar alguna frase inocua. Y es en el guión en donde la película hace aguas. Unas científicas conversaciones sobre la matemática y la filosofía que no son más que paja, bajones de ritmo, interpretaciones bastante lamentables, escena de sexo metida con calzador Made in Spain, un equivocado tono cómico por momentos y un final que quizá sorprenda en la explicación pero en nada sobre el autor de los asesinatos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada