domingo, 3 de enero de 2016

Star Wars: El despertar de la fuerza (el remake de la fuerza)

Sinopsis: Treinta años después de la victoria de la Alianza Rebelde sobre la segunda Estrella de la Muerte, la galaxia está todavía en guerra. Una nueva República se ha constituido, pero una siniestra organización, la Primera Orden, ha resurgido de las cenizas del Imperio Galáctico.

Nunca he entendido el fanatismo que despierta esta saga, ya no sólo entre los ya viejunos que vieron el estreno en el cine de la trilogía original y que podría perdonarse, si no también entre gente mucho más joven que ha podido ver muchas más obras, sin ese tufo del bien y el mal y esos toques de la space opera más rancia.
A lo que vamos, esta entrega no está tan mal, no es desde luego un peliculón. A estas alturas de los tiempos que una película tenga buenos efectos especiales ya no sorprende tanto, se agradece que se haga bien pero ya está. Si el film en cuestión no tiene una buena y/o original historia que contar se queda todo en papel de regalo vacío, por lo menos eso me pasa a mí. El nulo riesgo tomado por el director ya que repite uno por uno todos los puntos de la primera entrega llega a cansar, pero al menos tiene más calidad que la mayor parte del metraje de la trilogía nueva. Es triste que a algunos les pueda tanto la nostalgia y la pongan como el peliculón que no es, al igual que es bastante triste oir aplausos en el cine cada vez que salía un personaje clásico.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada