lunes, 8 de agosto de 2016

Before I Wake (el miedo a las 15:30)

Sinopsis: Cody es un niño huérfano adoptado por Jessie y Mark cuyos sueños y pesadillas se manifiestan físicamente cuando él duerme.

Pese a contar con el director de la muy lograda Oculus, y pese a los primeros 2 prometedores minutos no nos encontramos ante una buena película de terror. No es una película de terror. Es un melodrama de fantasía, con un concepto algo novedoso, pero carente de fuerza, tedioso y que no provoca más que el continuo aburrimiento del espectador. Los actores principales son buenos, hay un diseño de producción cuidado, pero todo lo demás es un quiero y no puedo. Sobre todo por lo ridícula que resulta la premisa realmente, una vez metidos en faena. ¿Quién se cree que unos adultos reaccionen así ante lo que tienen delante? Y el papel de la mujer, sobre todo al poco de empezar, es profundamente deleznable, no tiene reparos en usar a quien sea (aunque sea un pobre niño asustado) con tal de conseguir lo que de verdad quiere. Personalmente, me ha parecido un personaje horrible, manipulador y con un gran problema mental. Y eso no tendría que ser malo, pero es que la intención de la película es justo la contraria. Y ya en la mitad de la película, el ritmo es nefasto, muy parecido a las peliculas de los domingos por la tarde en ciertas cadenas,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada