lunes, 4 de agosto de 2014

Non Stop (muy buena)

Sinopsis: Bill Marks, un veterano agente del servicio aéreo de los Air Marshalls, pasa por una mala etapa: tiene problemas con la bebida, y últimamente se toma su trabajo como una rutinaria tarea de vigilante a bordo de un avión. Sin embargo, en un viaje de Nueva York a Londres recibe una serie de misteriosos mensajes de texto, en los que se le pide que inste al gobierno a hacer una transferencia de 150 millones de dólares a una cuenta secreta. En caso contrario, un pasajero morirá cada 20 minutos.

A pesar de lo que pueda parecer por el cartel, esta película es un logrado thriller y la acción es poca y justa. No es muy novedosa respecto a la trama principal, el juego del gato y ratón entre un asesino y un policía en un lugar cerrado lleno de personas en las que no se sabe quién es quién. La pizca de originalidad la tiene al tratar el tema de los agentes armados que vuelan impunemente en los vuelos con dirección a Estados Unidos a pesar de despegar desde fuera de su jurisdicción. Su mayor virtud es que consigue, y de un modo bastante rápido y fácil, hacerte dudar de todo el mundo. La única pega es el final cargado de acción que resulta poco creíble aunque sí entretenido.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada