jueves, 9 de junio de 2016

Warcraft: El origen (buen intento regular resultado)

Sinopsis: El pacífico reino de Azeroth está a punto de entrar en guerra para enfrentarse a unos terribles invasores: orcos guerreros que han dejado su destruido mundo para colonizar otro. Al abrirse un portal que conecta ambos mundos, un ejército se enfrenta a la destrucción, y el otro, a la extinción. Dos héroes, uno en cada bando, están a punto de chocar en un enfrentamiento que cambiará el destino de su familia, su pueblo y su hogar.

Empiezo diciendo que son fan de Warcraft, que no talibán, y por lo tanto valoro en la película guiños y estética que a otros les parecerá extraño pero que a los aficionados a los videojuegos les hará ganar enteros. La adaptación cumple, esta basado en el "lore" de un videojuego que se ha extendido y reescrito varias veces para complementar cada juego de la saga. Se inventan cosas y hay muchísimo material que no han explotado que hubiera dado más de sí que lo presentado en pantalla. Pero la historia es larga y sobre todo episódica, por lo que difícilmente se pueden condensar sin sacrificar en una película.
No obstante la película es regular, tiene tramos aburridos, diálogos bastantes tontos y parte del desarrollo es un sinsentido.¿Sería injusto compararla con la sobrevalorada "Señor de los anillos"? Ni sí ni no, sería innecesario porque para disfrutar de una película no necesitas comparar ni sacar punta al lápiz, necesitas que el director haga sus deberes y aquí no los ha hecho del todo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada