sábado, 22 de octubre de 2016

Dioses de Egipto (tan horrible como parece)

Sinopsis: La supervivencia de la humanidad pende de un hilo, pero Beck, un héroe mortal, está decidido a salvar el mundo y a rescatar a su verdadero amor. Para conseguirlo busca la ayuda del poderoso dios Horus, con el que establecerá una alianza contra Set, el despiadado dios de la oscuridad que ha usurpado el trono de Egipto, sumiendo al país en el caos. Para ganar la batalla contra Set y sus secuaces tendrán que someterse a terribles pruebas de valentía y sacrificio.

La película apuntaba mal, muy mal, pero aún así le di una oportunidad, ingenuo de mí. El director parece que se ha esforzado para que cada escena parezca lo más estúpida posible, gigantes y enanos como si fuera El Señor de los Anillos, aderezado con unos momentos tan vergonzosos que nos hace recordar lo peor de la saga de Transformers. Dioses de Egipto es un artificio tan mal hecho que ni risa da.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada